4
  1. Visita al Canal de Panamá

No sería una lista real de qué hacer en Panamá si no visitas el Canal de Panamá.

Si bien es posible que puedas omitir esto, vale la pena verlo.

Vas a las esclusas de Miraflores, compras un boleto, luego miras una pequeña película y esperas a que pasen los barcos. La historia de este canal es realmente muy interesante, pero no necesitas una visita guiada (eso sería una exageración y una pérdida de dinero). Asegúrate de saber los horarios primero para ver a qué hora vienen los barcos, ya que no están atravesando todo el tiempo; a veces tienen horas de paso entre ellos. ¡Van tan despacio que ni siquiera te das cuenta de que se están moviendo al principio! También hay un restaurante donde puedes sentarte a comer y ver cómo pasa el barco. Esa es la mejor opción.

  1. Prueba la comida callejera en la ciudad de Panamá.

Desde tentenpiés dulces cubiertos en almíbar hasta empanadas sabrosas, hay muchas cosas en la calle para probar. Panamá es una ciudad limpia donde puedes beber el agua del grifo y no tienes que preocuparte por enfermarte a causa de la comida de la calle.  Hay muchísimos carritos de comida como: @Esaflacarica , que fucionan la comida rápida con la comida panameña como la hojaldra. ¡Delicioso!

 

  1. Vuélvete loco en Casco Viejo y entra en los siguientes cafés:

La ciudad de Panamá tiene muchas oportunidades para tomarte fotos si realmente te gusta. Gran parte de la “Panamá real” estará en el distrito financiero, Avenida Central y Santa Ana, pero los lugares “Instagrameables ” estarán en Casco Viejo.

  • Mahalo (Curry tailandés)
  • Tacos La Neta
  • Casa Bruja
  • Barrio Pizza
  • T Bier Klooster
  • Cafe Unido

  1. Comprar sandalias panameñas: Cutarras

Pero prepárate para estrenarlas con paciencia. Son hermosísimas. En realidad, son lo que visten los panameños y no están hechos solo para turistas. En los mercados locales cerca de Santa Ana, puedes obtenerlos por $ 10 en una variedad de colores naturales como marrón y amarillo. ¡Prepárate para trabajar para amoldarlos  porque al principio no son cómodos

  1. Avión privado hacia las islas de San Blas:

Debes ir en un avión privado dentro y fuera de San Blas en lugar de tomar un auto privado o un transbordador. Ahorra tiempo y es básicamente la mejor vista que verás en tu vida. San Blas no tiene un “aeropuerto”, pero tiene algunas islas lo suficientemente grandes para aterrizar avionetas pequeñas. Salen del aeropuerto de Albrook en la ciudad de Panamá (un aeropuerto más pequeño en la ciudad, no el  principal) y puedes encontrar asientos por hasta $ 75 por persona si tienes suerte.

Leave a Comment

Your email address will not be published.